Una boda para soñar despierto

Finca Prados Riveros - Bodas Campestres

El sábado 27 de septiembre, Mariana y Paco me eligieron para organizar su boda… una boda especial, de casi 400 invitados. Querían que el catering lo diese una amiga de la familia (Ana Rey, magnífica profesional), y buscaban un montaje rústico, elegante y cuidado hasta el último detalle.

¡Objetivo cumplido!  Qué ilusión me hizo recibir una llamada de los novios desde Italia el lunes. ¿El motivo? felicitarme por lo bien que había salido todo y por lo espectacular que quedó la finca. Esto hizo que me desbordase una satisfacción enorme y a la vez una ganas tremendas de ir superándome día a día.

Todo esto no habría sido posible sin el equipo que me respaldó. Con “veleos” y material de Crimons, todo quedó espectacular. La carpa de Party10 sensacional y la decoración y flores de Naranjas de la China increíbles (menudo equipazo de chicas geniales). En fin, atrás quedan las tensiones por el afán de que todo saliese a la perfección.

Cómo olvidarme de los abrazos de Paco por la noche, ¡como saltaba y disfrutaba Mariana a última hora de la fiesta!… todo transmitía felicidad, y es imposible no sentirme orgulloso de ello.

Gracias, gracias por confiar en mi trabajo y por dejar en mis manos vuestro gran día. No podría terminar este post sin mencionar a mis proveedores, una vez más estuvimos espalda con espalda, vosotros hacéis que todo sea posible.

¡En Rascafría tenéis vuestra segunda casa!

Finca Prados Riveros - Bodas CampestresFinca Prados Riveros - Bodas CampestresFinca Prados Riveros - Bodas CampestresFinca Prados Riveros - Bodas CampestresFinca Prados Riveros - Bodas CampestresFinca Prados Riveros - Bodas Campestres

Leave a Reply